My Press Zone

Viernes, 24 de Marzo de 2017

Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México

  Lectura del fallo en vivo

Publicado en: Ciudad de México, el por

Hace unas horas en la sede de las oficinas del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), se leyó el fallo para la construcción del edificio del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

La construcción recayó en favor del consorcio conformado por las empresas ICA; Operadora CICSA, de Carlos Slim; La Peninsular, de Grupo Hermes; Promotora y Desarrolladora Mexicana (Prodemex), de Olegario Vázquez Raña y Constructora y Edificadora GIA + A; en conjunto con las españolas Acciona Infraestructura y FCC Industrial.

Tras haber presentado una de las ofertas más económicas por casi 85 mil millones de pesos más IVA, se han adjudicado así una de las obras más grandes, importantes y costosas en el país.

Con una puntuación de 95 a 100 en la licitación, el consorcio ganador tendrá 30 días para formalizar el contrato, así como su cumplimiento. Los trabajos para iniciar la construcción iniciarán el 13 de febrero del año en curso y tendrán una duración de 1,346 días naturales.

En la sede de las oficinas del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, se leyó en vivo el fallo para la construcción del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México

En exclusiva para My Press Zone, Ulises Salazar, ingeniero de innovación (I+D+i), de Acciona Infraestructuras México, refirió “Es el proyecto más grande de los que se han licitado últimamente. La licitación comprende toda la construcción del edificio con una duración de tres años y medio, por lo que nos sentimos muy afortunados y orgullosos de ser parte de un proyecto de este nivel”.

Algunos otros concursantes quedaron cerca, como Mota-Engil con Construcciones Aldesem, Gami Ingeniería, Calzada Construcciones, Impulsora de Desarrollo Integral, Construcciones Urales y Jaguar Construcciones que tuvieron una propuesta de poco más de 90 mil millones más IVA y un puntaje de 90.8

Una vez finalizado el edificio con forma de equis, constará de cuatro niveles y se estima que trasladará a 68 millones de pasajeros anualmente. En la apuesta por el cuidado al medio ambiente, el nuevo aeropuerto utilizará agua de lluvia, aire y luz solar pues se pretende que califique para obtener la certificación de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (LEED por sus siglas en inglés).

Ayudamos a posicionarlo en medios
Comparte en redes sociales: