My Press Zone

Viernes, 24 de Marzo de 2017

El discurso como facilitador en la negociación

  El lenguaje usado de forma positiva

Publicado en: Ciudad de México, el por


Negociar con un buen discurso podría surtir efecto positivo si se hace con la mente despejada y enfocada, además de utilizar un lenguaje acorde a la meta fijada. Este trato es una herramienta que llega al que inicia, a persuadir al otro individuo y genere la acción en el sentido deseado. Es claro que cada quien buscará la defensa de sus intereses.

En las relaciones sociales, la comunicación es vital para lograr avanzar en un diálogo que busca llegar a buen fin. En la forma en que se comienzan los acuerdos, siempre estará impregnado el discurso; lo que se piensa, se manifiesta y realmente se dice.

También se considera importante identificar la posición del otro, cuestionarse cómo es su actitud ante la interacción y desde ahí, proponer opciones que engloben y favorezcan cada uno de los intereses de las partes, manifestó Andrés Báez, asesor en negociación de ac novus. “El lenguaje positivo y perceptivo deberá hacerse presente en cada momento”, señaló.

Un buen discurso reúne la capacidad de informar, ejemplificar, motivar; lleva la meta hacia el convencimiento e intenta agradar al otro. Por tanto, las palabras clave requieren ser pensadas con anticipación y bien estructuradas para decirlas en la situación correcta.

Un buen discurso reúne la capacidad de informar, ejemplificar, motivar; lleva la meta hacia el convencimiento e intenta agradar al otro

¿Cuántas veces se piensa lo que se va a decir? Para una negociación se necesitan dos como mínimo, y lo que diga el que la inicia, necesitará generar curiosidad con palabras interesantes para mantener la conversación.

Ahora, el ejercicio es escucharse para fijar el orden de las ideas propuestas, para cerciorarse que el curso natural de la negociación fluye positivamente.

Ayudamos a posicionarlo en medios
Comparte en redes sociales: